Feeds:
Entradas
Comentarios

Junto a la encina

Ví prenderse dos candelas
el ocaso desdibujaba
redondeles de acuarela
junto a la encina más alta del pedregal
y desde allí rebuznó unicornios
 más allá de la bahía
aún se podía apreciar las estrellas
que contorneaban la silueta de un saltamontes
haciéndolo que pareciese gigantesco
en eso ambas teas crepitaban
a contrapelo
parecían encenderse juntas
pero juntas se apagaban satisfechas
como los polos del imán,
cuando se complementan
deja de tener sentido que atraigan
o repelan
así ví consumirse sendos lirios
así se desprendían las candelas,
las últimas de la encina

Y que rebiruta

qua yousa sio sono duende

de arbre u vento

fato hada es sino

tipo fecci acto pasatto

de lo presente

y la postrimería

comoposo de abujero

chemper vero iste coliria

prana

          a

             diagonal

          casi

de cuarzo

y que rebiruta

se metatraspasa

sei ninfla

soy duende

Vocación de servicio

Despierto desconociéndolo todo

asumo en esta intriga ambigua

que soy elección

el día aún permanece sin delinearse

se mantiene incoloro,

enigmático,

aún no sé qué atribuirme  este hoy

y en esta confusión persisto

hasta llegar a no sé qué certeza

del sentido de la vida.

El presente me impele

a sanar alas

las tuyas, las mías

es indistinto quién

cuando el deseo es sanar,

es tiempo hoy de

dejas los porqués

en pos del para qué,

que una vez alzado el vuelo

se entiende por Tierra

(- vida-)

otra cosa.

Del Afluente

Esta es la vera de sílice
por donde un torrente transita
no es otra cosa que la noción
de lo que es cierto – Según el agrado –
con sus bordes que contienen lo real
acaso es la veta, el canal
o el torrente que lo ensancha
Esta es la veta y siento
– Por no sé qué designio –
que formamos parte del torrente
que fluimos erosionando los límites
alterando lo ya dado
Esta es la veta – Acaso lo real –
o es el torrente de almas
lo único real

                 lo único vivo

lo por sobre todo efímero
Esta es la veta o – Puede serlo –
el canal no es anterior al torrente
esta veta – Y digo quizás aunque redunde –
es producto de un torrente descontrolado
que podría haber sido inundación
Esta veta que

                  hemos creado los hombres

antes del advenimiento de las generaciones jóvenes
es decir, las corrientes
Esta es veta impuesta
nosotros la corriente que erosiona sus bordes
al soñar la inundación.